domingo, 24 de mayo de 2020

El opio del pueblo


El fútbol sin los aficionados es menos fútbol pero dadas las circunstancias excepcionales actuales es la fórmula (provisional) menos mala. Cancelar la temporada provocaría situaciones injustas a nivel clasificatorio y financiero de los clubes además de conflictos económicos con los dueños de los derechos televisivos. Ahora mismo puede parecer algo frívolo, pero este negocio no sólo nutre a futbolistas millonarios. Muchas familias dependen del balompié. Decía unas semanas atrás Fernando Roig, máximo accionista del Villarreal, que la entidad castellonense tiene en nómina a 623 trabajadores. Del Deporte Rey además de los empleados de cada equipo depende el periodismo deportivo y medios de comunicación en general, genera publicidad y por qué no decirlo, sirve de entretenimiento a millones de personas, como lo hace el cine, las series y el resto de la televisión en general.

En Palabras del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, podrá volver La Liga a partir del 8 de junio "garantizando la máxima seguridad sanitaria". Para ello, entre otras medidas, los miembros de cada conjunto se someterán a test de detección del virus la víspera de cada partido. Por supuesto que a todos los sanitarios deben hacerles test periódicos, nadie lo cuestiona, pero eso es responsabilidad de los gobiernos. Siempre habrá voces críticas que por este hecho señalarán despectivamente al fútbol como "opio del pueblo" sin pararse a pensar que muchas compañías de otros sectores toman decisiones en el mismo sentido y hacen/harán los test que consideren oportunos. Mientras cada empresa costee lo suyo, nada que objetar.

jueves, 21 de mayo de 2020

The Last Dance y una reflexión futbolística


Anoche terminé de ver los dos últimos capítulos de la serie documental "The Last Dance" de Netflix. Trata de la última temporada de la época dorada de los Chicago Bulls y a su vez hace un repaso a toda la carrera de Michael Jordan y sus 6 anillos de campeón, ganados junto a su escudero Scottie Pippen y su técnico Phil Jackson. El documental es impresionante. Me recordó a mi etapa de adicto a la NBA (reflejada en su día en la entrada Te echo de menos Andrés). Las intrahistorias de los diferentes protagonistas con declaraciones actuales son buenísimas. Sin embargo, los dos últimos episodios (de diez en total) no me gustaron tanto pero no porque no estuvieran al nivel del resto sino por centrarse menos en el formato entrevista y más en resumir partidos, los cuales vi en su momento y además es sencillo acceder a vídeos de aquellos días.

sábado, 16 de mayo de 2020

He vuelto

Parafraseando a Michael Jordan cuando anunció su regreso a los Bulls tras su primer retiro ("I´m back"), desempolvo después de algunos años este viejo blog.

Las razones son las mismas por las que lo creé en 2011. Me gusta el fútbol, me gusta escribir, tengo ganas y tiempo. Lo haré sobre todo para mí, como archivo personal (pueden ver las 116 entradas anteriores en el archivo de la versión web). Si de camino le gusta a algún lector, mejor que mejor.

Pensé retomarlo cuando se decretó el Estado de Alarma por Covid-19, pero al estar parado todo el fútbol preferí esperar. Ahora que parece que se volverá a jugar La Liga en un mes aproximadamente (la Bundesliga empieza hoy) y sin entrar a valorar la medida, me decido a escribir. Mucho o poco, según me apetezca y las obligaciones familiares y laborales que me surjan en cada momento me lo permitan.

(Entrada dedicada a mi primo Ayaki, que siempre le gustó el blog y quiso que lo retomara)

martes, 9 de junio de 2015

Playoff

Sergio Araujo y Jonathan Viera. Foto: Toño Suárez (udlaspalmas.net)
Llega el playoff por tercera vez consecutiva. El primer año lo afrontó la UD con mucha ilusión dado que fue la primera temporada que el equipo pasó de luchar por no descender a tener como objetivo el ascenso. El segundo con desapego y cese del entrenador a dos jornadas del fin de la Liga regular. En este tercero, se juntan un poco las dos cosas. Decepción, porque tras la gran primera vuelta, el playoff es más un castigo que una oportunidad. Ilusión, porque en las últimas jornadas el equipo ha recuperado la confianza en su juego, con algunos jugadores (Araujo-Viera) a un excelente nivel.

domingo, 24 de agosto de 2014

La idea por encima de los nombres

Once inicial de la UD. Foto: Quique Curbelo (laprovincia.es)
Al conocer la alineación de la UD Las Palmas en su debut liguero ante el Llagostera, pensé que a priori -siendo el partido en casa con un recién ascendido como rival- era defensiva. Dos laterales diestros (debido a las bajas) propician que el que juega a pierna cambiada en principio no tiene tanto recorrido. En la media cancha dos jugadores de corte defensivo, Javi Castellano y Hernán, acompañados de Vicente Gómez, éste último sí con llegadas al área. Por contra, la temporada pasada en la medular solía jugar un hombre de diferentes características como era Apoño. Y la última premisa para mi teoría era que las bandas las ocupaban Momo y Nauzet, dos buenos peloteros pero sin la vocación de hacer desmarques de ruptura que podría tener por ejemplo Asdrúbal. Por tanto, con todos esos ingredientes Araujo quedaría -siempre hablando de mis pensamientos antes de iniciarse el partido- como una isla arriba, sin un delantero que lo acompañe o la figura de Valerón surtiendo balones. Pero me equivoqué de pleno. Las Palmas salió a morder desde el minuto 1 con una presión asfixiante y una verticalidad tremenda. Puede que enrabietados por la trágica tarde del Córdoba, puede que por ser la línea a seguir con Paco Herrera, o puede que las dos cosas juntas. Pero lo cierto es que el equipo sin hacer un juego brillante me gustó mucho, demostrando que muchas veces en el fútbol la idea es más importante que los nombres.